miércoles, 28 de octubre de 2009



Y sigues ahí, esperando.

¿Cuantas veces te ha devuelto la mirada?
Ninguna.
Pero no lo aceptas y dejas que las palabras se evaporen.
Eres inexistente y no te das cuenta.

Te levantas torpemente, la próxima parada esta cerca, tus pies se detienen a escasos metros de la salida, ella pasa indiferente.

Como siempre.

7 comentarios:

  1. Y cuando le mire de verdad, él ya no estará.

    Muaks!

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo con Hollie.

    ¿Pero por qué tanta indiferencia de parte de ella?

    ResponderEliminar
  3. La indiferencia duele más que el rechazo.
    muaaaC

    ResponderEliminar
  4. El metro es un lugar de inspiración infinita.

    ResponderEliminar
  5. cuanto duele la indiferencia..
    t sigo=)

    ResponderEliminar